Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

En defensa de los Peter Parker

En astrofísica existen una serie de cosas llamadas las “constantes del Universo”.

En la vida parece que también hay constantes, cosas que ocurren y vuelven a ocurrir como si fuese mandato de un guionista oculto de la realidad.

Yo tengo un amigo que se llama Peter. Vivía con sus tios adoptivos, era muy simpático, educado, inteligente, culto, responsable, amable y cariñoso. Cuidaba mucho de sus tios y siempre obedecía, era sobresaliente en el colegio, huía de las peleas y nunca era desagradable con nadie. No tenía ningún incoveniente a nivel fisico, no bebía, ni fumaba ni ningún otro vicio posible. Trabajador e incansable. Sabía escuchar, aconsejar, ayudar a los amigos. Realmente le gustaba ayudar a la gente. Era atento y romántico, se podía hablar con honestidad de cualquier asunto con él. No era fanático de la tele ni de los deportes ni de la política y sentía mucha afinidad por la naturaleza.

Muchos pensaréis que este amigo es perfecto.

Sin embargo, a este chaval nunca le picó ninguna araña que le otorgara poderes sobrenaturales. De hecho, es del mundo real. Así que no había ninguna pelirroja calentorra que incomprensiblemente se diera habida cuenta de todo esto, ni podía salvarle la vida de modo heróico a ninguna otra.

Paradojicamente, incluso reconociendo todo esto, las chicas que el conoce pasan de él. Más aún, siempre se lían con tíos que son exactamente lo contrario a él, de manera que siempre acaban hechas polvo.

Pero ni siquiera en esta situación se dan cuenta de que al tío perfecto con el que siempre han soñado esta AHI.

Lo peor de todo es que hay muchos Peter Parker en el mundo. Muchachos con todo el catálogo incluido, Full Equip, como los coches. Y no hay ni una puñetera fémina que piense algo muy sencillo: coño, me están dando palos los tios uno detrás de otro cuando tengo a alguien así al lado.

Lo que quiero decir con todo esto es que las tías tienen una perspicacia de mierda a la hora de elegir pareja. Siempre se van con los gilipollas, no reconocerían a un tio que mereciera la pena ni que se les apareciera Dios y le dijera: joder ese, ¡ese! Matemáticamente, cuanto más gilipollas son y peor las tratan, más éxito. Y ellas, bajo algún cuadro de enajenación mental o ultracuerpo alienigena parasitario, enchochadas.

Así que este es un alegato por los tios de verdad. A ver si espabilan las mujeres y empiezan a tener algo de orgullo, de amor propio y de empleo del sentido común. Los Peter Parker están hartos de ser confidentes, asesores, hombros para llorar y amigos del alma. Quieren sentirse queridos, quieren lo que por justicia se merecen.

Y dejad de llorar, nenas. Si no sois los suficientemente inteligentes como para comprender esto y obrar en consecuencia, merecéis lo que conseguis, sufrimiento a manos de bastardos hijos de puta.

He dicho.

Anuncios

3 comentarios to “En defensa de los Peter Parker”

  1. que maravilla de texto.La verdad es que yo pienso asi también,me podria llamar a mi mismo Peter jeje.

  2. No digo mi nombre, pero yo soy un Peter Parker y estoy orgulloso de serlo (H).

  3. APLAUSOS SOY PETER PARKER Y TAMBIEN ESTOY ORGULLOSO


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: