Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

El cine español. Episodio II: El ataque de Resines

Desde hace unas semanas ha vuelto a emitirse esta terrible y errática campaña publicitaria a favor del cine español protagonizada por Antonio Resines.

El spot consiste en una recreación de un partido de beisbol infantil focalizado en uno de los bateadores, el cual reproduce un monólogo interior en el que el personaje muestra su tristeza ante la ausencia de su padre en las gradas. A continuación interrumpe Antonio Resines, presente entre el público, que tras insultar al crío con no muy buenos modos le recuerda que “esto es una película de cine español” y que “aquí esas tonterías nunca pasan”. Tras esto aparece el padre, que es José Coronado.

El spot acaba con un lema cambiante que queda más o menos así: “En España, pensamos (creamos, sentimos, hablamos, hacemos cine, etc.) de forma diferente”.

He aquí mis consideraciones al respecto:

1.- El conjunto de pensamientos del niño protagonista no son exclusivos de la sociedad norteamericana. Si creéis que los niños españoles no piensan así al respecto de esta cuestión, los padres de este país tenéis un problema.

2.- Tratar de defender el arte y la cultura presentando a un adulto tratando de forma muy poco educada y ejemplerizante a un menor es bastante preocupante.

3.- La expresión “esto es una película de cine español” es incorrecta debido a que:

a) No es una película, es un spot. Obvio.

b) Ya quisieran las películas españolas tener la factura técnica que tiene este spot, en terminos de encuadre, puesta en escena y fotografía. Con permiso de Amenabar, Balagueró y algún que otro más que se molestan en estos aspectos.

3.- La expresión “aquí esas tonterías no pasan” suponen una ofensa a la realidad a la que hago referencia en el punto 1.

4.- Ser hijo de José Coronado, aún en la ficción, es terrible.

En otro orden de cosas, está claro que el trasfondo de este spot es una ridiculización del cine americano en favor del cine español. De lo cual debo extrapolar lo siguiente:

1.- Tratar de defender una idea sin aportar argumentos propios es vacuo.

2.- Tratar de defender lo propio con el único argumento que el insulto, la ofensa y la humillación a lo ajeno supone que no se tiene nada que decir. Lo cual acaba en una falta total de credibilidad, seriedad y madurez.

3.- Que sea precisamente Resines quien ridiculize un ¿tópico? del cine americano, cuando él es un tópico viviente del cine español, es llegar al absurdo.

4.- El spot cae en una contradicción obvia, ya que mientras el spot en si proclama una superioridad del cine español al cine americano, el lema final aboga por ser “diferentes”. Sin duda lo segundo es más civilizado, pero entra en conflicto con la contundencia de lo primero.

Hay una última cosa que debo añadir. En este país, y creo que en todo el cine europeo, se ha usado mucho eso de “aquí hacemos un cine diferente” para la promoción. Estoy de acuerdo en que el cine que se hace aquí es diferente al que se hace en otros países, lo cual ocurre con cualquier comparación que hagamos con los países que sea.

Pero, hacer algo diferente, no significa necesariamente que se haga bien, y mucho menos, que se haga mejor.

Está muy bien hacer las cosas de manera diferente, pero eso no quiere decir que se haga bien. Hacer cine de otra manera a lo americano, no significa directamente hacer buen cine. Simplemente, puede que si, puede que no. Una idea puede ser muy original y a la vez ser terrible.

Señores, antes de preocuparse por un estilo propio, preocupense de la calidad. Y preocuparse de la calidad supone supone no sólo crear conceptos nuevos, sino que estos mismos sean buenos. Y a esto añadamos el asumir o recrear conceptos buenos preexistentes tanto propios como ajenos. Basta de complejos, dejar de usar recursos buenos sólo porque sean americanos es una completa gilipollez.

Ayer leí: “Amenabar no hace cine español, hace cine americano”.

Supongo que se refiere a que hace una puesta en escena y consigue un nivel técnico a la altura de lo americano. Al final, los propios inquisidores de lo cañí se muerden el culo.

Proximamente “Episodio III: Amenabar tiene razón”.

Anuncios

Ninguna respuesta to “El cine español. Episodio II: El ataque de Resines”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: