Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

Deconstructing Eurovision

Hoy me he levantado Berserker:

Mientras desayunaba escuchando la voz superior de Tori Amos, la zorra de mi vecina puso una mierda de canción cuya estúpida letra decía tal que así:

Arriba el mundo escúchame
este es mi canto
oe oe oe
Arriba el mundo escúchame
este es mi llanto
oe oe oa

(oe oa ayúdame Señor)

Garcilaso de la Vega, amigos.

No tardé en deducir (y posteriormente corroborar) que semejante mierda sólo podía responder a esa tragaldaba de atentados contra la decencia que es el festival de Eurovisión, y más concretamente, la eternamente repugnante representación española. Tradición ante todo.

El caso es que este año no hay Operación Triunfo, pero tanto da, porque la calidad (demasiado bueno soy de usar la palabra “calidad”) sigue siendo la misma: niñatas que cantan la misma estupidez sobre las ganas que tienen de un buen rabo, guapitos de cara con sonrisa profident diciendo mariconadas, soplapolleces como la de arriba, y así.

Mención aparte merecen Las Supremas de Móstoles, un trío de clones de la bruja Lola que se resignan a aceptar su rol en la vida como porteras de bloque y se han lanzado a la cruzada por dar otra vuelta de tuerca a la caspa española, y de paso, hundir todas las putas tarimas donde canten.

También me gustaría destacar a los A-Crew, 4 notas con pintas de querer atracarte y que se creen que viven en Harlem. Muy adecuado para representar a España.

El caso es que año a año Eurovisión se supera… en ridículo claro. Las canciones son todas una puta mierda que no sirven ni para amenizar una verbena de barrio. Bueno para esto si que seviría, porque viendo el gusto barrio bajero que tienen los españolitos seguro que esta gente triunfan y todo.

Aún recuerdo la pataleta infantil que montó la española del año… 95 si mal no recuerdo, pq ganó una canción que apenas tenía letra. Al menos la poca letra que tenía era bonita, no como la española, que una vez más repetía frases como “Ven, ven…”, “…necesito tu amor…” y demás bazofia.

Aquí todo el mundo quiere ser artista, editar discos, firmar autógrafos, ir de gira y salir en el jodido Super POP, pero nadie tiene nada que aportar ni cosas que contar que puedan destacar. Así que por favor, para atormentarnos con vuestras soplapolleces quedaros en casa.

Y de la de “Antes muerta que sencilla” ni hablemos.

Sois todos una puta escoria y me dais vergüenza ajena.

Me voy con Tori Amos.

Anuncios

Ninguna respuesta to “Deconstructing Eurovision”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: