Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

Se ha ido el druida de la tribu

Así hablaba Cebrián de Fernando Jiménez del Oso anoche. El gran divulgador de lo oculto ha muerto e Iker Jiménez le hizo un justo (por decir algo, cualquier cosa que se hiciera sería poco siendo para él) homenaje radiofónico a su memoria.


No voy a extenderme mucho sobre quién era porque ni soy el más adecuado ni os merecéis saberlo si no lo conocíais y admirábais ya. Diré que fue uno de los pioneros, en multitud de campos: la investigación, la divulgación, la labor emprendedora, el conocimiento. Nos deja mucho, mucho más que La Puerta del Misterio y su revista Más Allá, pues nos quedamos con las ganas de saber más sobre lo que no sabemos.

Personalmente, supe de él en las mañanas del fin de semana en el programa La Bola de Cristal. Desde el punto de vista de hoy, parece increible que una sección dedicada a los fenómenos paranormales y realizado en serio formase parte de la programación infantil, pero eran otros tiempos, concretamente, tiempos de buena televisión.

De entre muchas de sus historias y experiencias, me quedo con una que me permito reproducir aquí. No es el caso tal cual, ya que le oi hablar de ello hace tiempo y no lo recuerdo con mucha exactitud, pero creo que aparte de mi predilección personal, es ideal para el día de hoy:

En el programa de televisión “Mis enigmas favoritos”, Fernando, a pregunta sobre la vida más allá de la muerte, contó lo siguiente: hace muchos años, Fernando tenía una amiga y colaboradora de sus investigaciones que además era vidente. Un día, hablando entre ellos acerca de qué hay tras la muerte, realizaron un pacto: el primero que muriese intentaría ponerse en contacto con el otro para dar fé de la vida ultraterrena.

Por circunstancias de la vida, Fernando y su amiga acabaron separandose en caminos dispares y pasaron muchos años sin saber el uno del otro.

Una mañana, Fernando llegó a su despacho. Su secretaria, entre otras cosas, le informó que había recibido una llamada telefónica de una mujer, que resultaba ser su antigua compañera vidente. La mujer había dejado como recado un mensaje muy sencillo: “Estoy muy bien”.

Fernando decidió llamar a su amiga para devolver la llamada y por supuesto para saber el significado de tan extraño mensaje. Tras contactar con los familiares, descubrió algo sorprendente: su amiga había muerto seis meses atrás…

Ahora, él esta allí, con ella, y esperamos que esté muy bien.


Anuncios

Ninguna respuesta to “Se ha ido el druida de la tribu”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: