Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

Arde París

Truculentamente profético el título de la película de René Clément. Menuda tienen liado los galos por culpa de los moritos. Y lo peor de todo esto no son ni lo coches quemados ni la inseguridad reinante, sino que el que va a acabar sacando tajada del asunto es el colgado de Le Pen, quien no dudará en coger a todos los árabes de Francia y deportarlos al desierto.

Claro que, igual es eso lo que hay que hacer.

No lo pienso yo, pero empieza a pensarlo muchísima gente. Muchos tenemos el dicho de “o por las buenas o por las malas”, es decir, que se intentan hacer las cosas bien, escuchando a todos, buscando la raiz del problema y todas esas cosas. Pero si no hay manera, si esto ya se convierte en la violencia por la pura violencia, a Chirac no le va a quedar más remedio que sacar los tanques a las calles. Carpenter debería tirar para allá y rodar esto: “Asalto a la comisaría del distrito de Campos Elíseos”.

Y no quiero pasarme de listo, pero lo veía venir. Hace años que el coleguita Fabrice me lo viene advirtiendo. Los inmigrantes se pasan, hacen lo que quieren y como quieren. Los moros no pagan autobús. Entran y se sientan. No es que haya ninguna ley que les permita usar el transporte público gratis, es que nadie tiene narices de decirles “eh, que aquí debéis pagar el autobús como todos los franceses”, porque igual el que no vuelve a coger un autobús eres tú.

Eso sí, luego eres un racista y un facha.

El caso es que ahí tenemos a Francia, el corazón de la vieja Europa, la cuna de la democracia y los valores, en plena batalla campal contra los árabes. Como si fuera Tikrit.

El sarao ha empezado a reproducirse en países vecinos como Bélgica y Alemania. Hostias, espera, ¡que España también es país vecino! Ahora todo el mundo anda preguntándose si aquello puede ocurre aquí. Yo digo que hoy no, ni mañana. Pero esperaos a que haya más moros, que se va a liar. O esperad a que se pasen ellos, que la liaremos nosotros.

Por una vez, igual lo que tanto odio del sur sirva para bien. Porque aquí, al contrario que los meapilas franceses, tenemos muy mala leche. Y la beberemos a nuestra salud.
Anuncios

Ninguna respuesta to “Arde París”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: