Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

Hoy me han alegrado el día

Hoy toca reseña de dos blogs absolutamente cojonudos, Pianista en un burdel, en el que un guionista cuenta las visicitudes del oficio y unas muy interesantes reflexiones sobre lo que se cuece en ese mundillo y Mafius Blog, dónde un osado bachiller se despacha a gusto contando las infamias de los déspotas profesores de su instituto.

Sobre el pianista diré que lo que más me gusta es ver como no se casa con nadie y dispara a todo el mundo por igual. No sé si las medidas que propone para mejorar el sector son acertadas o no, pero algunas tienen todo el sentido del mundo. Habría que agradecer especialmente las palabras dedicadas a desmitificar un poco el clásico paradigma de “si quieres conseguir llegar aquí debes lamer anos y después poner el tuyo a disposición”; claro que todo se basa en que realmente se crea uno lo que dice. A mi, la verdad, me cuesta un poquito.

Por otro lado, destacar la faceta divertida y estrambótica del trabajo de guionista. Sus manías, sus hábitos y sus particularidades y a la vez lo en serio que se toman su trabajo. Ole por ellos.

Luego tenemos a Mafius, al cual por cierto han denunciado por calumnias e injurias. Flípalo, la libertad de expresión por los cojones. Luego le tachan en los comentarios de prepotente, normal, con tanto soplapollas suelto el chaval anda de vuelta de todo, se junta el hambre con las ganas de comer y BOOM.

Lo que sí que denoto es un airecillo reaccionario y oscuro en ese instituto. Entre la soberbia que se desprende de la actitud (verbal y no verbal) de los profesores y el más que aparente beneficio extra que parecen encontrar los alumnos que sí cursan la asignatura de Religión, uno empieza a pensar en un colegio de curas ambientado en los años 50. Ya sabéis lo que quiero decir.

Quiero hacer hincapié en una cosa. Uno de los castigos clásicos en los colegios siempre ha sido el de no dejar salir a los niños después de clase. Mafius relata un ejemplo en el que la prórroga dura la friolera de una sesenta minutos, una horita entera.

Siempre me he cuestionado la ilegalidad de estas decisiones. ¿Puede un profesor, o un director, o un centro educativo sea cual fuere retener a un alumno contra su voluntad? En un primer momento podríamos interpretar que sí, si tomamos en cuenta que la enseñanza es obligatoria hasta los 16 años y por lo tanto el alumno está obligado a estar dentro del centro durante el horario lectivo.

¿Pero lo está fuera de él?

O sea, ¿un estatuto reglamentario de un centro educativo tiene potestad para eliminar el derecho de Libertad del individuo? Si alguien, quien sea, me retiene en un sitio, el que sea, en contra de mi voluntad, ¿eso no es detención ilegal?

Un alumno de 15 años está obligado a estar matriculado en un instituto. Y si el horario lectivo de ese instituto es de lunes a viernes de 8 a 15, el chaval tiene q estar ahí como un puto clavo, pero no se le puede obligar a que permanezca allí hasta las 16h porque lo decida nadie. El Estado, a través de la Ley, obliga al alumno a asistir a clase, obliga a los padres a matricularlo y a obligar al chaval a que vaya a clase, y los profesores están obligados a dar clase y a obligar al chaval a que atienda la clase.

Pero nadie, absolutamente nadie de un centro educativo puede obligar a ese chaval de 15 años a estar contra su voluntad en el mismo centro antes. No se le puede obligar a estar a las 7, ni a estar a las 17, ni ir un sabado por noche. NO PUEDEN, PORQUE NO TIENEN DERECHO.

Y si encima hablamos de un mayor de edad que además cursa estudios superiores no obligatorios, apaga y vámonos.

Centrándonos de nuevo en la historia concreta del tal Mafius, pues que es un genio, un mala baba al que muchos tristes trolls tratan de amedrentar con las clásicas artimañas huecas:

– El insulto gratuito.

– El “te crees que tienes la verdad absoluta”, cuando el troll acusa también tratando de apropiarse “su” verdad absoluta de la cuestion en ciernes.

– Infravalorar el discurso por la errata, que el chaval tiene muchas. Pero digo yo que lo que alguien dice es tan cierto o tan falso con independencia de que lo escriba con be o con uve.

Así que todo mi ánimo para él, y suerte en tan surrealista juicio. Lástima lo del padre, no te enfades Mafius, pero admite que tu padre metió la pata hasta el fondo, primero por no apoyar tu presencia en la reunión con tu irrebatible argumento de que eres mayor de edad y las cosas se tratan contigo, no con tus padres; y segundo por largar lo que largó.

Anuncios

Ninguna respuesta to “Hoy me han alegrado el día”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: