Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

Vaya pedazo de mierda de película

Señoras y señores: ESTO ES UNA MIERRRRRRRRRDA CON ACENTO EN LA ERRE.

Me lo tengo merecido por traicionar mis principios y sucumbir a los argumentos ajenos. Sabéis lo mucho que odio el cine español por su paupérrima calidad y sus guiones vacíos y vulgares. Sin embargo, el otro sábado cometí el pecado de ver La Educación de las hadas.

La sesión era cierto duelo entre mis amigos y yo: su afición al cine social español contra mis ‘prejuicios’. Y vaya si gané: a los diez minutos de película ellos mismos dijeron “vaya mierda de película”.

La película arranca con unos créditos cutres que parecen de un país subdesarrollado como Kazajistán o Laos. Miento, la cosa arranca con un trailer anterior de una peli española que también era una mierda, porque aquí, hasta nuestros trailers son una puta basura.

Comienza la peli y resulta que es bonita: un padre contando un cuento de hadas a su niño pequeño en la cama. Pero es española, y el tópico debe ocurrir, así que el niño agradece la lectura con un “papá, ¿cómo follan las hadas?”.

Cine español en estado puro.

La película es un anticlimax continuo, con una subtrama (la de bebé) que no cobra ninguna razón de ser hasta que llevas más de media película vista. Los hechos son surrealistas, incoherentes, incongruentes e inverosímiles. ¿Desde cuando una mujer se sube a la limusina de un completo desconocido con su hijo y además le cuenta la vida sin ni siquiera poner una pega? PATÉTICO.

La parejita feliz tiene un caserón de la hostia y un coche muy cuco, pero no me preguntéis de qué vive esa gente, porque la historia no lo cuenta. Bueno, es que la historia no cuenta NADA, hasta que al llegar a la mitad la mujer le dice que lo deja, by the face, y no sabes ni una misera pista del motivo hasta el último minuto. Mientras tanto, a ver tetas, porque en una película española debe haber tetas, que vaya de lo que vaya pero que tenga tetas y sexo gratuito.

Los actores para fusilarlos a todos: sin cambio de registro ninguno, sin entenderse lo que dicen. Te hablan igual cuando follan que cuando compran en el super.

¿La música? Un looping continuo totalmente insípido.

Eso si, en las revistas la encumbran porque es una adaptación de una obra de Didier nosequé y está dirigida por Jose Luis Cuerda (yo ataba una cuerda, pero alrededor de su cuello), PURA HIPOCRESÍA.

Lo que más me jode: el dinero perdido que no puedo cuantificar. Porque puedo saber que perdí 4 € en ver esta peli, pero nadie me dará explicaciones del dinero que dio el Ministerio de InCultura a este pedazo de mierda, dinero que sale de mi nómina y de la de mis amigos. Es tan mala, que habría que denunciar al Ministerio por malversación de fondos públicos.

Ale, ya me he desahogado.

Anuncios

Ninguna respuesta to “Vaya pedazo de mierda de película”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: