Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

Aquellos putos años

Tengo una amiga en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga, estudiando Comunicación Audiovisual. Lo escribo con todo detalle porque quiero asegurarme de que os salga esto en Google.

Yo me licencié hace ya algunos años, pero mi amiga se esfuerza en que no olvide aquel sitio de mierda: los profesores siguen siendo la misma panda de hijos de la gran puta, el plan de estudios sigue siendo el mismo aborto de siempre y los alumnos resultan estar igual de tocados de huevos. Eso sí, cabizbajos, el aprobado aguarda.

Todavía me acuerdo de esas largas ausencias de varios meses porque el profesor se había ido a algún Congreso para ganar dinero extra, dejándonos en la estacada a todos nosotros, que subrayemos, aparte de sus alumnos somos sus clientes.

O sea, los que pagamos la farlopa que se meten. Porque se la meten. Desde luego que sí.

Luego estaban los jetas que te ‘incentivaban’ para comprar ciertos libros que debíamos leer para aprobar la asignatura. Libros que, oh, casualidad, estaban escritos por él. Y es que los profesores de universidad son tan crápulas como la $GAE: hay que pasar por caja varias veces.

Mi recuerdo para Vicente Peña y su cara dura. Me paso por los cojones tu “propedéutica de la narración audiovisual” y toda tu mierda verborréicamente emperifollada que resulta fútil por mera vacuidad. Como ves, escribir nada con palabras rebuscadas lo sabemos hacer todos. El cine, la narración… es arte, no ciencia.

Una de las características de mi carrera es que los profesores no tienen ni puta idea de lo que dicen, sobretodo porque no son especialistas en la materia, sino más bien cuatro aprovechados que se han colado en el departamento para buscarse las habichuelas a base de quitárnoslas de la boca a los demás. Como aquel tramoyista sátiro que presumía de dar dirección de actores y aprovechaba para sobar las tetas (y lo que no eran tetas) de las alumnas más generosas. O aquel doctorado en Diseño Gráfico y Dirección de Arte que me confesó, en voz baja, que no tenía ni puta idea de Photoshop.

En aquel momento debí decirle: pues dame tu sueldo y tu despacho, cabrón hijo de puta. Pero me callé por el sobresaliente que, indudablemente, me tenía merecido.

Mi carrera era tan absurda, que había exámenes que aprobaba sin estudiar. ¿Cómo? Muy sencillo. Para empezar, lo que te cuenten en las clases y lo que leas en la bibliografía no suele coincidir con lo que te preguntan en los exámenes, así que mejor ahorrarse el esfuerzo. Es fácil engañarles y hacerles creer que estás puesto en el tema, es cuestión de retórica y llevar un par de ases subversivos preparados, para que vean que tienes cierto perfil crítico y les caigas en gracia.

Fíjaos sin son primos. Tuve una asignatura a la que se aprobaba con la mera presencia. Para probarla, había que entregar un diario de clase. PUES ME LO INVENTÉ. Desde la puta primera páginas hasta la última. Y en un tono parecidito a este post, porque era una clara crítica a la asignatura y al plan de estudios en general. El profesor resultó ser acólito de la causa, porque me aprobó. O eso, o era tonto.

O las dos cosas.

Excepto a una, a la que putee un libro en el examen y me suspendió. Puestos así, jugue a su manera, y le pregunté qué quería que escribiese en el examen. Volví a hacerlo y saqué sobresaliente. Esto es el espíritu de la Universidad, piensa por tí mismo… siempre que coincida con lo que piensa tu profesor.

Por cierto, el libro sigue siendo la misma puta mierda inútil escrita por el mismo flojo que edita cuatro chorradas para sacar a paseo la cátedra.

Y es que examinarse allí es digno de rodar en formato documental. Como aquel profesor parecido a Joaquín Luqui. No era mala gente, pero está sonado perdido, hasta el punto que saqué notable en su examen sin haber estudiado y leyendo el periódico mientras lo hacía.

¿El nivel? De Barrio Sésamo. Millones son las veces que te cuentan eso de que en la comunicación existe un emisor que envia un mensaje a través de un canal a un rececptor. Joder, eso me lo enseñaron en la EGB por Dios… Luego está la otra cara de la moneda, atiborrándote de nombres, fechas y teorias que, por supuesto, olvidamos porque no sirven para nada, salvo para rellenar temario.

Olvidaos de que un profesor os enseñe a usar Premiere. Olvidaos.

¿Anécdotas para los más entendidos? Millones. Recuerdo a Sebastián Mañas, quien puso en mi examen que el límite de capacidad de un CD-ROM eran 650 Mb, cuando en mi casa tenía discos que llegaban a 800 Mb, y sin incumplir el estándar.

O el genial profesor de Empresa Audiovisual, que nos mandó hacer un proyecto práctico de creación de una empresa… sin enseñarnos como se creaba una empresa. Los profesores universitarios no están ahí para enseñar, sino para evaluar, con una de sus dos neuronas, si eres tan listo como para sacarte las castañas del fuego.

Y tuvo perlas mejores, aún la recuerdo, agarraos: “La empresa XBOX está desarrollando conjuntamente con Microsoft un sistema de entretenimiento multimedia…”. Todos sabemos que Microsoft es quien desarrolló el tema, que XBox sólo es el nombre del producto, y que el ‘sistema multimedia’ era una puta consola de videojuegos.

Y para rematar: esto lo dijo cuando estaba a punto de salir el Halo 2. Toma ya.

Y así podría seguir hasta el infinito. Naturalmente hay cuatro o cinco profesores que son cojonudos, no los nombro porque, si ellos leen esto, sabrán quienes son. Los buenos se reconocen entre ellos. A los demás, idos al puto infierno, panda de aprovechados hijos de puta.

A los alumnos, ánimo… para que se vayan.

A los que quieren ir: NO.

Anuncios

13 comentarios to “Aquellos putos años”

  1. El directorio de este post es https://gzero.wordpress.com/2007/02/26/aquellos-putos-anos

    aquellos-putos-anos
    aquellos-putos-anos
    aquellos-putos-anos
    aquellos-putos-anos

    Tan mal esta la carrera??

  2. Hacia mucho que no me pasaba aquí. Sigues soltando buenas perlas 😉
    Eso pasa en todas las carreras. Yo hice Historia del arte en Zaragoza y había cada uno…te cuento tres anécdotas para que te eches unas risas.
    Una de las profesoras veía enanos (literal) en su despacho que le cambiaban las cosas de sitio,
    Otra profesora, una de las “intocables”, decía mal los apuntes a propósito para que la gente suspendiera.
    Otro profesor era un puto salido que se pegaba todo el rato mirando el escote a la chica de la primera fila y jadeaba (jadeaba!!) cuando decía los apuntes (si se les puede llamar así).
    Unido a eso, creo que he perdido el 50% de mi vista ya que las clases eran a oscuras y tenías que coger apuntes a unos 100km/h.
    Sino fuera poco, la facultad está para caerse. Recuerdo un día en que había una catarata desde el techo hasta el suelo, pasando por un bonito cuadro que habiá sido cedido por el museo del Prado.
    Aún me acuerdo del día en que en Historia de la música estabamos escuchando una audición llamada “Las sirenas” con el fondo de las goteras en la aula magna (la que se supone que es la mejor).
    En todos los sitios cuecen habas, como se suele decir!
    Saludicos!!

  3. Yo estudié con el autor de este blog en la misma facultad, y subscribo cada palabra.
    Y además añado un recuerdo de José Iranzo, profesor del último año de realización, un impresentable del que no aprendí una puta mierda.
    Recuerdo que tuvimos una sola clase práctica de dos horas con él en todo el cuatrimestre. Pues el joputa llegó tres cuartos de hora tarde, y sin la llave para abrir el plató. Te cagas.
    😉

  4. Sólo digo que este año acabo la carrera y he llegado a este foro poniendo (tras mi desesperante búsqueda de un master en el que pueda aprender de una vez algo) en el google “comunicacion audiovisual puta mierda engaño ascoooo”

  5. Yo buscaba el modelo de pentax que se usa en esta nuestra querida y amada facultad. Estoy en segundo y ya pensamos en las figuritas de papiroflexia que haremos con el título, eso si aguantamos.

    No he podido dejar de pensar en mi gran amigo Pindado en el transcurso de este amable post xDDDDDDDDD

    Ya estaba desmoralizada.. ahora ya no sé X_X
    (voy a hacerlo rular por mi clase jaja)

  6. Eso eso, que los profesores sepan lo q pensamos d ellos d una puta vez.

    ¡Ánimo!

  7. Me meo? XD

    Pero tienes toda la razón…

  8. la tengo? 😛

  9. jajaj y lo mejor no es eso..es k esto se sabe a nival laboral…me enccontré en Internet una nota con letra pequeña al pie de una oferta de trabajo : Abstenganse Licenciados de Málaga y Canarias.
    Muy fuerte!!!

  10. ¿No me digas? Dios… Yo una vez vi un caso como el que me comentas en el que se pedía que se absteniesen aquellos licenciados de Sevilla, lo cual daba la razón a los compañeros de Huelva que decidieron venir aquí.

    ¿Alguien puede hacer que los profesores de la facultad lean todo esto?

  11. no estaria mal!!! jaajaj
    ¿te imaginas sus caras?:D

  12. me las imagino y disfruto haciendolo.

  13. IRANZO ES UN HIJO PUTA, Y MÑN TENEMOS EL EXÁMEN DEL MAÑAS Y ESTAMOS TODOS ACOJONADOS


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: