Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

Vuelven los putos ‘gnomos’

¿Qué sería de este blog sin su puntual post sobre la semana santa en los preámbulos de la misma? Últimamente evacuo muy bien, y no es gracias a que ahora tomo los yogures que anuncia José -alguien me dijo que soy buen actor y me lo creí- Coronado, sino que llegó a mis manos ni más ni menos que el pregón de semana santa de este año.

Como os podéis imaginar, el documento no tiene desperdicio: una sarta de elucubraciones literarias indiscutiblemente cultas, pero curtidas con un extremismo y una exaltación venenosa y corrosiva.

Como este blog, pero sembrando estupor del rancio.

Y aquí os dejo una disección antibiótica del cuerpo del delito. Nunca sacar las perlas del cordel dieron para tanto.

“Creemos que Cristo es la salvación de la Humanidad”. Después de haberla jodido tanto, no estaría mal que lo hiciese.

“Con razón la muchedumbre popular (…) te sigue, señor cautivo. Sabe que en el revuelo niveo de tu túnica está la salud”. O más bien quieren saber, porque por mucho que vayas de promesa detrás del trono, con pies descalzos y cadenas incluidas, no se te va a curar ningún familiar. De hecho, puede que pase al revés y tengas que ir después a un podólogo.

“Los cofrades lo sabemos porque nos lo dicta la fé”. O sea, que sí porque lo digo yo y punto. Ser culto para esto.

“Cada uno a su manera y en su momento, si quiere (…) puede descubrir la verdad suprema y desnuda de la caridad de Cristo (…). Esa es nuestra responsabilidad: prepararle el camino al Señor (…) sin servidumbres ideológicas ni concesiones a lo políticamente correcto, sin miedo a la modernidad, sin prejuicios y sin complejos”.

Y es que cada vez son menos los que se apuntan a la fiesta, y hay que captar nuevos “clientes”. Eso sí, disimulando que la derecha nos requetemola, que nos toca las pelotas el tener que tratar a los homosexuales como a humanos y que nos acojona que cada vez la gente es menos tonta.

“Somos voluntarios de una de las ONG más antiguas que se conocen”. Claro, todos conocemos lo alejada que ha estado la iglesia del poder, y lo poco que se frotan las cofradías y los consistorios municipales. Que cara que tienen, de verdad.

Después de todas estas tonterías, empezó a pedir a la virgen. Bueno, a dos de ellas, porque aunque se supone que sólo hubo una virgen María, en la cosmo-fradía hay muchas, cosas del marketing, como las Barbies de Mattel.

“Ayúdadnos en esta hora de globalización homogeneizante…”. ¡Sí, que mal rollo encontrarte con un negro a la izquierda, un chino a la derecha y un colombiano delante! ¡No somos racistas, somos ordenados: los chinos en chinas, los rumanos en rumanía, los marroquíes en marruecos…!

“… de consumismo exacerbado…”. Pero no del consumismo exacerbado de estampitas, cuadros, fotos, réplicas, y demás merchandesign sobre la semana santa, que si no, los periódicos tendrán que inventar nuevos regalos chorras por entregas para vender periódicos, no vaya a a ser que para ello tengan que recurrir a ejercer el buen periodismo, ¡noooo!

“…crisis ideológica…”. Concretamente, la vuestra, porque ya no os la creéis ni vosotros mismos.

“…materialismo sin alma…”. Ah, claro, ya lo pillo. Lo de esta gente es ‘materialismo con alma’, la del espíritu santo, seguro.

Y sigue pidiendo a su amiga imaginaria.

“Sé nuestro escudo (…) para que los mercaderes nos envuelvan ni los charlatantes nos seduzcan”. Miraos al espejo, sí: tarde.

“Afirmo que un día, tal vez, a lo peor, podrá no haber escuela pública para anunciar la buena nueva de Belén”. Y eso sería una catástrofe, os quedaríais sin cantera a coste cero.

“Pero mientras en Málaga haya cofrades, en esta ciudad nuestra habrá abierta una casa hermandad para enseñar el credo”. Previo pago.

“Dios no es una entelequia, ni una hipótesis del pensamiento ni una ecuación cuya incógnita se despeja con la muerte”. Claro, y los caballeros del zodiaco también existen. No tengo que probarlo, lo dice mi fé, ahhh…

“¿Comprendéis, cofrades de Málaga, que nuestro esfuerzo es ahora más importante que nunca? ¡Hay tanta gente esperándonos ahí fuera! Tantas buenas personas que no acaban de conoce a Cristo ni a la Iglesia. Por eso debemos ejercer como tales siempre. En la comunidad vecinal, en la playa, en el trabajo, la fiesta familiar…”.

Dicho a las claras: aquí toca hacer proselitismo ‘a jierro’ si queremos que el negocio perdure, que el oro no brota de la tierra como las patatas.

“Estoy tan convencido de mis ideas que me tatuaría en el pecho el escudo de la archicofradía”. Mejor hazlo a fuego lento, para tenerme contento. ¡Mira, ya me salen hasta las rimas!

“Porque ninguno de nosotros (…) necesita presumir de cofrade”. Mejor que no lo hagáis, porque decidme de qué presumís y os diré de qué carecéis.

Después hizo alusión al Cristo de la Buena Muerte, o sea, el de la Legión. Esa panda de pseudo-soldados que están bastante zumbados.

“¡Porque la muerte no es el final del camino!”. Esto lo decía Imhotep en La Momia, ¡copión!

“Porque el santo sacrificio de Cristo la derrotó para resucitar las Ánimas, acallar las armas y trocar en paz las guerras”. Sí, todos sabemos que las acalló y que ahora vivimos en paz. Y los legionarios también trocan en paz la guerra, eso sí, rifle en mano, por si hay algún subversivo despistado.

Naturalmente, aquí nadie dice que todo este mondongo del Cristo de la Buena Muerte no es más que un aprovechamiento asqueroso de la fé de los soldados para hacerles encarar el frente sin rechistar. Como los suicidas musulmanes.

“La piedra angular de las cofradías (…) no ha de ser otra que la caridad”. Sí, me lo creo cuando veo a la gente bien vestida estar junto a un trono, dándose empujones por tocarlo. Y a la vez, ignorando a un pobre que agoniza un par de calles más abajo.

“La obra de caridad más urgente que deben de hacer muchos cofrades con los más jóvenes es enseñarles el Evangelio”. ¡Ya estáis tardando, todos a lobotomizar criajos, que de las comuniones  se saca una pasta que te pasas!

“¿Qué haremos dentro de un cuarto de siglo con los chiquillos que hoy, por desgracia, no reciben el agua del bautismo”. El agua del bautismo la usaremos para beber porque será una decisión más inteligente, bastardo gilipollas.

Finalmente, le pidió el aguinaldo al alcalde. “¿Para cuándo, señor alcalde, un monumento al nazarenos?”. Es verdad, coño, para qué hacerlo a los médicos que curan enfermedades o científicos que investigan formas de no seguir cargándonos el planeta, hacédselo a un majara que se enfunda el capirote y se pega el paseo detrás de su muñeco no artículado de su personaje favorito de ciencia-ficción.

¿Para cuándo, señor alcalde, un monumento al friki de El Señor de los Anillos?

Amén.

Anuncios

3 comentarios to “Vuelven los putos ‘gnomos’”

  1. Jajaja, estos posts tuyos me encantan. xD

  2. Jejeje, gracias. Lástima que los ‘delicados’ de meneame lo hayan considerado una provocación. ¡Pringaos!

  3. no se cual es la bronca que nos tienen a los colombianos, el hecho de que algunos sean narcotraficantes,vagos o delicuentes no quiere decir que todos seamos asi hay muchos colombianos que somos buena gente lo demuestra nuestro amor a las cofradias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: