Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

¡Llegan las rebajas… electorales!

Abro y leo:

“La lengua propia de Cataluña es el catalán” (Mariano Rajoy).

Y la palabra que me viene a la cabeza es: ostia.

Sigo y leo:

“Está claro que apoyar la guerra de Irak fue un error”. (Mariano Rajoy).

Y pienso: rehostia.

Pero ahora abro por otra parte y leo:

“Devolveré 400 euros a cada contribuyente en junio si gano” (ZP).

Y respiro tranquilo porque no me he caído por ninguna grieta interdimensional hacia alguna versión bizarra de la realidad. Simplemente, tocan elecciones.

Después me vuelvo a inquietar. Esto parece una guerra entre puestos de pescado para zancadillear al otro y traerse a la clientela. Molt malament, que se dice en catalán. Los discursos políticos de cara a las próximas elecciones se están apoyando en dos pilares: recular a última hora de lo convencido durante los cuatro largos años de legislatura que nos hemos cargado y ofrecer migajas económicas que a saber cuánto queda en limpio al final.

¿Qué signifca esto en términos políticos? Que ninguno de los dos tiene un verdadero programa para la legislatura. No hay imaginación ni espíritu, tan sólo incentivar el voto, puerca miseria.

¿Se han acabado las ideas para mejorar el Estado de Bienestar? En absoluto, lo que falta es querer. Que alguno mire para fuera, no muy lejos. A cualquiera de nuestros ‘hermanos’ europeos, sobretodo a los prósperos. ¿Acaso no urge una reforma en la sanidad para que no haya enfermeros, cirujanos y anestesistas en prácticas con contratos basura y turnos inhumanos donde, encima con el apoyo de la ley, pueden hacer mas de 48 horas ininterrumpidas de atención sanitaria?

¿No es de necesidad, ahora que la incorporación de la mujer en el ámbito laboral es una realidad, la conciliación de horarios por Ley? ¿No es hora ya de imponer, por las buenas o por las malas, de los estupendos horarios de los que gozan en el resto de nuestra inspiradora y poco copiada UE?

¿Vamos a dejarnos de exportar científicos e importar futbolistas? O al menos, ¿vamos a dejar de exportar científicos? Alguien pensó que un castillo de ladrillos serviría para personalizar la economía de nuestro país, pero no, los ladrillos caen. Sólo la ciencia se mantiene en pie. El poder de un país en la era actual se mide y medirá por la valía de nuestra ciencia y nuestra educación, y suspendemos en ambas. Por goleada.

¿Qué papel se va a dar a todos estos aspectos en los programas de los partidos candidatos? Pues lo de siempre, frases hechas sin compromiso en plan “incentivaremos las iniciativas I+D con desgravaciones en el IRPF”. Y se quedarán tan anchos que les faltará espacio en el escaño.

Y así todos. La pandereta que es nuestro país cada vez suena más chirriante.

Anuncios

2 comentarios to “¡Llegan las rebajas… electorales!”

  1. Ea, es todo un circo… Pero ya llegaré yo con ejércitos y UZIs y montaré una dictadura, ya… XDDD

  2. ¿Y me nombrarás a mí Ministro de Cultura?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: