Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

El kraken de Cuenta Atrás

Existe el uso del término ‘gamba’ como sinónimo de ‘fallo’. Luego está el superlativo ‘gambazo’ cuando el fallo es garrafal.

Pero lo que vi anoche en la mierda de serie de Cuenta Atrás con el insoportable Dani Martín supera todo lo visto. Estamos, casi sin duda, del mayor fallo jamás filmado y emitido en cine y TV. Corto se queda lo de gamba, gambazo, y tirando de zoología, calamar o calamarazo. Esto, señoras y señores, es un KRAKEN.

Como el de Davy Jones.

La cosa fue así: empieza el capítulo y se ve a Dani Martín dormido en una cama. Se despierta y a su lado hay una piva que también duerme. Ambos se despiertan y ella le dice algo así:

-¿Qué, pensabas que me iría a casa en un taxi mientras duermes?

De lo que se deduce, obvio, que la escena transcurre en la casa de él y no en la de ella.

Bien. Se levantan y tal pero se vuelven a liar y se ponen a follar de pie contra el ventanal de la habitación. En ese momento cambia a otra toma de los dos follando vistos a través de una mira telescópica, y descubrimos que hay un tipo en el edificio de enfrente apuntándoles con un rifle de francotirador.

Cuando parece que se van a cargar a Dani Martin y uno va preparándose para descorchar el cava, el asesino, que por cierto es una mala copia del Elijah Snow de Planetary y que por tanto va vestido de un incomprensible blanco impoluto para ir de incógnito (WTF), baja la mirilla y apunta a dos tipos que van por la calle, mete unos tiros y se los carga.

Dani Martín estaba mientras tanto, como ya les he narrado, centrado zumbarse a la amiga. Vamos a aceptar que el sexo te desconecte, que el cristal de su ventanal sea grueso, que la snipper del francotirador tiene silenciador, pero, ¿no oye Corso (nombre del personaje de Dani Martín) a los dos tíos gritando de puro dolor mientras se desangran? Oye, que la calle estaba desierta.

Pero el fallo no es éste. Corso y la amiga acaban el polvo y él recibe una llamada de su compi de patrulla: ha habido un asesinato de un empresario y debe ir de inmediato al lugar de crimen, conocido como Las Tablas. Corso dice algo así como –sí, no te preocupes, sé dónde está.

Total que cambia la escena, llega Corso al sitio, la luz día ha avanzado como una hora o así, todo el tinglao está ya acordonado y atestado de polis, médicos, forenses y tal.

Y ahora el gran momento:

¡¡¡EL EMPRESARIO ES EL TIPO QUE SE HA CARGADO EN SU CALLE EL FRANCOTIRADOR DE ANTES!!!

¿PERO ESTO QUE COÑO ES? ¿¡QUÉ COÑO ES!?

Anuncios

Ninguna respuesta to “El kraken de Cuenta Atrás”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: