Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

Los oídos de los sibaritas

“El vinilo suena mejor que el CD”.

Claro hombre, y el jamón en lonchas de Mercadona sabe mejor que un ibérico.

El otro día aproveché la visita de un compañero del curro que es muy aficionado a la música y que además compone. Con un Mac, por cierto. Se me ocurrió preguntarle su opinión por el temita este de la calidad del vinilo y del CD porque hay gente que opina que el disco negro suena mejor, e incluso ya intentaron convencerme, sin éxito, de tal circunstancia.

Mi compañero creo que dio en la diana: el problema no es el CD, sino la mentalidad del purista. Ya saben, toda tecnología pasada era mejor. Hay mucho nostálgico suelto a quien le gusta escuchar las impurezas de la aguja dando tumbos a través de la superficie de ese disco que, uso a uso, va perdiendo su exquisita forma plana y va creándose dunas imperceptibles para el ojo pero golosos para el oído de los gafapastas, indies, rockabillies y demás fauna. Porque cuando le preguntas a uno de estos la respuesta suele ser tan buena como “es que suena mejor” “se nota mucho más limpio” y así anda la cosa.

Con tanta ambigüedad a discreción, casi que volvemos al VHS.

De todos modos, yo invito a cualquiera a que se lea las especificaciones del formato CD-Audio recogidas en el famoso Libro Rojo: el CD ofrece un muestreo de 44.100 Hz, lo que equivale a una frecuencia de emision de 22 Khz, superior a la percepcción del oído humano y, por supuesto, a lo que ofrece el vinilo. La tasa de dB es mayor, las posibilidades de ecualización son más variadas, todo en menor espacio y con la posibilidad de almacenar al mismo tiempo contenido visual.

¿Y qué pasa si se jode? Lo divertido del formato de vinilo es que se degrada con casa uso. Naturalmente ocurre a un nivel muy bajo y hay que estar usándolo durante muchísimo tiempo para que le pueda afectar, pero no olvidemos que el registro en un vinilo se hace en la superficie y que esta es leída por una aguja por rozamiento, y por tanto, ocasionando un desgaste.

El CD, en cambio, no sufre por recibir el haz del láser. Naturalmente es vulnerable a una caída o un golpe, pero incluso aquí el compacto gana porque incopora una tecnología de corrección de errores que bueno, puede funcionar mejor o peor, pero al menos la tiene.

Y llegados a este punto, ¿no tienen entonces razón aquellos que dicen que oyen mejor un vinilo que un CD? ¡Pues sí que la tienen! ¡Un poco al menos!

Una cosa es la calidad que te puede ofrecer un formato y otra muy distinta lo que hagas con él. Si coges algo grabado con el micrófono de tu teléfono móvil, lo pasas a un MP3 a 32 kbps y luego lo grabas en un CD, naturalmente que se oirá mucho peor que un vinilo.

El problema son los másters.

En los primeros tiempos de vida del CD se seguían usando los mismos métodos de masterización que con el vinilo, con lo que no se podían aprovechar las ventajas de alta definición del CD. Por otra parte, las reediciones en CD de discos antiguos se hicieron usando el máster del vinilo, a veces de forma chapucera, con lo que o conseguías la misma calidad o te encontrabas con algo que sonaba como el culo.

Luego llegó la época buena: DAT´s, mesas de estudio de nueva generación, remasterizaciones digitales y todo fue bastante bien.

Y por último el declive: actualmente todo está tan postproducido que, muestro a muestro, van quitándole capas a la cebolla de la alta definición. Las voces, los bancos de sonido, los FX… todo va requetemascadito y al final oyes mierda en lata.

Ya apenas se usan instrumentos reales en las sesiones de grabación, todo va sintetizado, y mira que hay productos de virtualización excelentes como los de la gente de East West, pero no es lo mismo. Por eso las ediciones acústicas de algunos discos (cuando lo son de verdad) suenan mil veces mejor.

Y si queréis una prueba, poneos el MTV Unplugged de Nirvana.

Anuncios

Una respuesta to “Los oídos de los sibaritas”

  1. Es bastante extraño, pero no tienes razón. Se que suena raro. El vinilo tiene mayor rango dinámico que un CD y el simple echo de que sea un medio analógico juega con ventaja. Pero no solo eso, sino que los graves tienen mejor pegada, los agudos no suenan estridentes como en el CD. En la mayor parte del mundo las grandes discotecas pinchan en vinilo. El vinilo a pesar de lo que piensa la mayoría, se sigue fabricando en grandes cantidades para este sector. Aunque hace apenas dos años se está poniendo de moda pinchar con portatil.

    En realidad necesitaría un comentario excesivamente largo para explicarte el porqué de cada cosa.

    Hay dos cosas que chocan “yo oigo ruido de fondo en vinilo y en el cd no”. Vale esa es la gran diferencia a la gente no le gusta el ruidito menos a los melómanos nostalgicos. Yo he estudiado sonido y eso del vinilo entre profesionales nadie se lo cuestiona. Una onda digitalizada tiene finitas muestras por segundo, un sonido analogico infinitas, su distorsión en vinilo es agradable en CD si supera los 0dB la calidad sonora se merma de forma brutal y sobre todo áspera y metálica.

    Que conste que aun yo diciendo esto yo oigo mp3 todos los días, y espero que algun día la tecnología recupere lo que hace años nos quitó, la calidad.

    Un saludo, hacia mucho que no entraba por tu blog.

    (no he puesto este comentario en plan “odio al mundo” xD, sino más bien quería que alguien entendiese algo aunque sea por encima)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: