Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

Capitán, mande firmes y a joderse

Nuestros soldaditos con más canas y más chapas están que no los aguanta ni su madre a cuenta de que Zapatero les ha encasquetado de jefa a Carme –mami- Chacón. Sobre todo los que hacen de humoristas en columnas de Libertad Digital y tertulias matinales en la COPE bajo batuta de la FAES y el expresidente Pataletaznar.

Parece que viene el lobo. Se lo han tomado como un insulto, ¡qué es esto! Mujer, roja, catalana, pacifista; embarazada, luego no virgen; ¡y rubia!

Me quito el casco ante el señor presidente: ha demostrado tener estilo a la hora de tocar los cojones más negros de España. Aquellos que están a la derecha de la derecha, los salvapatrias de solapa caqui planchada y trompetilla, los baluartes, los héroes. ¡Qué los quieren convertir en una ONG con pistolas! ¡Ostia puta!

Me meo sólo de ver lo ridículo del asunto. Te sale un general a cuatro columnas y página impar clamando porque esto es serio, que están muriendo por los intereses de España allá donde a Dios se le tiene la manía de llamar Alá.

Y piensas, ¿pero cuántos generales de estos ha pisado territorio enemigo en los últimos treinta años? Que nadie se equivoque, apreciados lectores y visitantes accidentales: los que protestan no dan un tiro al agua, no madrugan, no cenan rancho ni felicitan las pascuas a la mujer por conferencia. Estos se pasan los días chupando madera barnizada, nadando entre papeleo, despachando con ellos mismos y, de vez en cuando, galones para arriba y a cuadrarse ante la bandera después de darle al paso de la oca por alguna avenida cubierta bajo las miras de las snipers.

Como siempre, protestan los primeros que deben estar calladitos. Los militares no están para defender los intereses generales de España, están para hacer lo que se les mande. La Constitución es meridiana en esto: el poder militar está subordinado al poder civil. Un ciudadano tiene, desde el punto de vista democrático, una autoridad infinitamente mayor que la que pueda tener un capitán general. Son nuestros putos empleados. Y si decidimos que a partir de ahora se quedan en casita y se limitan a poner paz, a supervisar elecciones, y a reconstruir edificios, pues a cuadrarse y a decir ‘sí señor’.

Esto es el siglo XXI, y obligaciones con la OTAN o la ONU aparte, el ejército no es más que un cuerpo profesional de defensa de la ciudadanía española. Si Zapatero quiere imitar el modelo japonés de Defensa, bien hecho. Es lo más coherente, ¿quién coño se creen? Europa está unida sobre los huesos de los ya muertos reyes absolutistas, tiranos y codiciosos; el imperialismo ya no es cosa nuestra ni lo debería ser de nadie. Sin todo esto, el 90% del sentido de la existencia histórica de un ejército en un país europeo desaparece.

Y al que no le guste, petate y puerta. Que las mañanas monótonas jugando al dominó están a la vuelta de la esquina para ellos. Por sus canas. Y por mis cojones.

Anuncios

Ninguna respuesta to “Capitán, mande firmes y a joderse”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: