Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

Otra zancadilla a la libertad

España se las arregla para cabrearme de forma regular. Esta semana he leido como a la ¿justicia? no le ha temblado el pulso a la hora de dictaminar que los buitres vuelan por libre sin objecciones y que si avistan carroña y preparan la caida en picado casi que nos debemos por las leyes a hacerles el pasillo, grabarlo en video y subirlo a Youtube.

Telma Ortiz es la hermana de la Princesa de Asturias. Sí, esa que nació cual hija de vecino, se curró el asiento frente a las cámaras del telediario y acabó casándose con el heredero dinástico a la Jefatura del Estado Español previa conversión al cristianismo. Que sí, que estamos hablando de España.

Qué poca culpa tendrá la hermana de ser ahora cuñada del príncipe. Y no la tiene, pero hay quienes le aplican la pena porque en ello les va el sueldo y la mantienen en un régimen puro de libertad vigilada, concretamente, por las cámaras de televisión.

En estas que, tras ser perseguida y acribillada a preguntas imbéciles hechas por gente imbécil, decide pedir el amparo de un juez. Demanda a todo quisque y los lleva al banquillo, con un par.

¡Y ha perdido! El juez dictamina que en esta democracia de papel de fumar con dobladillo couché uno ya no puede reclamar el sagrado derecho fundamental de que le dejen en paz. Si un pedazo de hijo de puta quiere seguirte a todas horas y grabarte con una cámara, ¡puede! Si además te corta el paso para preguntarte lo que a él nadie le importa, ¡puede! Y si le da por sacarle el ánimo de lucro al asunto, ¡puede!

¡Aquí todo se puede! Menos tener dignidad, parece. Visto queda que ni el tercer poder puede con el cuarto.

Nada me jode más, hablando de este tema, que me salga alguien indultando al mensajero. Tengamos compasión de esos chavales, recién licenciados en periodismo, que son obligados por las agencias a montar tienda de campaña frente a la casa del freak de turno y preguntarle soplapolleces si tiene la osadía de asomar la jeta. ¡Y una mierda el mensajero! Nadie les pone una pistola en la cabeza para trabajar en eso, no me vengan con lo de empezar por lo más bajo y tragar lo marrón para hacer carrera, que ya no son tiempos. Yo también tengo licenciatura en Ciencias de la Comunicación y jamás claudicaré.

Esta profesión, desde la facultad, está llena de energúmenos y energúmenas.

Así que apaga y vámonos.

Anuncios

2 comentarios to “Otra zancadilla a la libertad”

  1. “España se las arregla para cabrearme de forma regular”.
    Bwahahahahahahahahaha!!!!.
    Será posible semejante frase?. Pero que forma más ridícula de expresarse.

  2. Estoy completamente de acuerdo………….


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: