Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

Por qué España es un país de mierda (I)

Yo no entiendo por qué la gente se pregunta si España es o no un país de mierda cuando es obvio que sí que lo es. Naturalmente, todo país tiene sus cosas malas, pero una cosa es eso y otra lo que se vive en este país.

También es cierto que siempre hay un pez más pequeño, y que países peores que España hay a patadas, pero desde luego no en la vieja y moderna Europa.

De modo que considero que la pregunta a hacer debería ser la del título de este post. A partir de aquí os doy mi visión personal de por qué España es un país de mierda.

Todo comienza en la Prehistoria.

¡Sí! Tan lejos en el tiempo, aunque no lo parezca. El problema en España surge hace cientos de miles de años, cuando el Hombre como especie era un simio más o menos erecto de espalda que, seguramente, pasaba el rato cagando en su mano para luego lanzar la mierda a los demás. Algo habría que hacer para echar el rato, y la verdad, creo que prefiero el lanzamiento de excrementos a que se pasen el día dando saltos alrededor del estúpido monolito de la porquería de película de 2001. Jódete, Kubrick. Jodeos, gafapastosos.

El caso es que en una de éstas surge el concepto muy humano del ‘haz lo que te digo’, que resultará mejor o peor en función de la fuerza del individuo, lo cual nos lleva a la primera ley del Hombre, la del más fuerte.

Así surge la figura del líder y la de aquellos que siguen al líder. Por fin tenemos la primera estructura social conocida, el que manda y luego todos los demás.

Y entre esos demás habrá dos grupos, los que dicen que sí y los que dicen que y un cojón de pato. Así que el líder tendrá tendrá enfrentamientos con otros y el más fuerte ocupará el puesto.

Llegó un momento en que uno de los aspirantes, conocedor de su inferioridad, tiene la idea de que si va con otro tío podrán con él. Como compartir el poder no suele dar resultado, recurre a tipos menos ambiciosos y más sumisos. Así surge el concepto de ‘séquito’, y a partir del principio de escalada, surgirá el ‘ejército’.

Con la multiplicación de la especie, los distintos grupos de humanos acaban en algún momento encontrándose, y como cada uno tiene su líder y su ejército, no se van a llevar nada bien. Así surgen las guerras entre regiones.

Más o menos por estos tiempos, el ser humano llega a uno de sus más grandes descubrimientos: la agricultura. Básicamente, el ejército más poderoso es el mejor alimentado. Por observación (supongo) determinados humanos entienden como funciona la vida vegetal y cual es su relación con el tipo de tierra, el clima y las estaciones.

Aquel pueblo que mejor domine el conocimiento sobre la agricultura es el más poderoso.

Y de este modo resurge el concepto de guerra entre tribus y regiones por el control de las tierras fértiles.

Bien, ya tenemos casi todos los elementos principales. Tenemos una estructura social primaria basada en el liderazgo por la fuerza, tenemos una lucha por la supremacía tanto interna como externa y el medio para triunfar que es una buena alimentación.

¿Qué falta?

Tarde o temprano, la imposición de la fuerza es insuficiente para sostenerse en el gobierno. El poder de un líder es, a fin de cuentas, el que le permiten tener sus ciudadanos. De modo que llega un momento en que la gente se niega a acepatar la autoridad porque sí, y el líder no puede estar todo el día guerreando contra los suyos y contra los otros a la vez.

Es en este momento de la historia donde debería haber nacido el sufragio, esto es, que el líder fuera elegido por la voluntad del grupo, pero claro, el jefe del momento sabía que si hacía esto él no sería elegido. Debía encontrar otra forma.

Así que un buen día, el Hombre creó a Dios.

En verdad dudo mucho que los primeros dioses fueran entidades suprapersonales como los que conocemos en la actualidad. Muy seguramente, el primer Dios fue el sol, al cual no reconocieron como una estrella muy cercana sino como a un ‘algo’ supremo responsable de la vida.

Casualmente, Dios le había elegido.

En conclusión: el Hombre poderoso creó a Dios y la religión para justificar su autoridad. Convirtió el conocimiento de la agricultura en la mitología de Dios para que dicha sabiduría fuera, en esencia, el poder de Dios entregado a los hombres y advirtió de que dicho poder sería usado contra aquellos que no le fuesen leales. El miedo a Dios como método para subyugar a los demás.

Para rematar este ingenioso plan, el poder crea toda una parafernalia que impresione e intimide. Muestras del poder de Dios, se diría. Una jerarquía sacramental, tradiciones de culto, protocolos, simbología… Teatrillos para impresionar. A los sumos sacerdotes y chamanes se les prometió una pizca del poder a cambio de aceptar un papel en el vodevil del Dios cruel y malvado que te matará si no obedeces lo que dice tu rey.

Y ahora os preguntaréis, ¿qué coño tiene que ver el origen de las religiones con que España sea un país de mierda? Pues tiene que ver tanto como el auge y expansión del Imperio Romano o la decadencia oscurantista de la Edad Media, incluso la colonización de América. Pero esto os lo cuento mañana.

Anuncios

2 comentarios to “Por qué España es un país de mierda (I)”

  1. Muy buena esta parte. Estoy totalmente de acuerdo. A ver las otras partes.

  2. si españa es un pais de mierda venite a vivir a argentina y después me cuentas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: