Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

Burkeando

En Francia, después de darle muchas vueltas, han decidido prohibir los velos islámicos bajo pena de multa. La norma abarca toda la gama de atuendos, desde el pañuelo en la cabeza al saco de patatas con dos agujeritos para los ojos conocido como burka.

Casualmente, hace unos días escuché a una joven musulmana de Barcelona decir que si ella quería, por su propia voluntad, llevar el pañuelo, nadie tenía derecho a a prohibírselo.

Y resulta que tiene su parte de razón.

Seamos claros. No hace falta ser musulmán o teólogo para saber y entender que el velo islámico es una tradición esencialmente machista y sexista. El musulmán entiende que la esposa es de su propiedad, y ello incluye el derecho en exclusiva a admirar y excitarse con su belleza. No sólo eso, sino que se entiende que la mujer debe ocultar su físico porque puede inducir a que la violen, y si eso ocurre, no será culpa del violador por energúmeno, sino de la mujer por provocarle con su mera belleza natural.

Puestos así, es razonable que una democracia civilizada, al igual que en otros ámbitos, persiga este tipo de elementos. Y si un padre o un marido obliga a su hija o esposa a cubrirse de arriba a abajo por uno de los motivos anteriormente mencionados, se merece una temporadita en la cárcel. Digamos que de por vida.

Pero, resulta que muchas de las chicas musulmanas que vemos en la calle no están ‘directamente’ coaccionadas, y me explico. Ellas mismas, con toda su respetable libertad, deciden llevar el velo. Lo hacen porque lo consideran un elemento de su cultura y les gusta llevarlo, y entienden que no tienen por qué avergonzarse.

Puestos así, podríamos llegar a una aparente conclusión final: el velo no se debe prohibir indiscriminadamente, sino sólo en aquellos casos en los que la joven es obligada a usarlo por motivos fanáticoreligiosos/machistas. Si la chica, libremente, decide llevarlo, no se le debe prohibir, ni siquiera pedirle explicaciones.

Pues quizá no.

¿Por qué una chica musulmana puede llegar a pensar bajo los mismos criterios machistas que un hombre? Se dice muchas veces que las mujeres, en general, son más machistas que los hombres. O dicho de otro modo, que la mujer ha estado subyugada al hombre porque lo ha permitido. Cosa que no comparto del todo, pero que también tiene su parte de lógica.

Las musulmanas, como cualquiera en el seno de una familia religiosa, acepta el dogma como es, sin cuestión. Se les ha inculcado desde pequeño y no es objeto de discusión. No existe el proceso de crítica, se acepta y punto. Por ello, no es extraño que ellas mismas elijan llevar un velo o un burka en lugar de preguntarse si realmente es tan buena idea, bagaje cultural aparte.

Y aquí llegamos al verdadero fondo del asunto. ¿Tienen unos padres el derecho a adoctrinar a sus hijos en sus creencias religiosas cuando éstos están en una edad donde predomina la ingenuidad y el espíritu crítico huelga por su ausencia?

Vuelvo a preguntarlo, ¿se debe permitir que los padres laven el cerebro de sus hijos?

Pienso en el bautizo cristiano, esa absurdez que sólo sirve para gastar un dineral que, bien mirado, se debería invertir en el bienestar del bebé. Un sacramento que parte de una premisa aberrante y que se basa en el terror como instrumento: todos somos pecadores cuando nacemos, y sólo el bautismo nos absuelve. Si morimos sin estar bautizados, nuestra alma se perderá y sufrirá por toda la eternidad.

¿Tiene lógica que a un niño se le pregunte si quiere o no hacer la primera comunión cuando el pobre chaval no ha recibido la educación necesaria para discernir sobre la cuestión, y encima, se le ha llenado la cabeza con la falsa historia de Jesucristo?

Finalmente, mi opinión personal. El burka, y todo aquel símbolo de sumisión de la mujer, religioso o pagano, debe ser eliminado. Como sociedad moderna, no lo podemos consentir. Si existe el delito de ofensa al pensamiento religioso, quiero que se regule el delito de ofensa al pensamiento racional, científico y no fanático.

A mí, las injerencias religiosas -luego supersticiosa- en la moral diaria me ofenden.

Anuncios

3 comentarios to “Burkeando”

  1. Pues tienes toda la razón en que la educación es fundamental. Y sin lugar a dudas hay mujeres más machistas que los hombres. Y la prueba es que ellas son las que educan a esas niñas.

  2. Está visto que las Navidades promueven tu anticlericalismo. El islam ataca con fuerza y una sociedad acomodada contra la nuestra apenas tiene interés en opnerle barreras. Todo se andará…

  3. ¿Qué me propones? 😀


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: