Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

Donde predican los monstruos

La fe religiosa es, siendo claros de una vez por todas, una variante socialmente aceptada de la esquizofrenia. El convencimiento de la existencia de un ser imaginario -incluso caracterizado con túnica y barba- que es responsable incluso de la creación del Universo, creer que nos escucha y que se le puede hablar -dícese de orar- es propio de dichas patologías mentales.

Más aún, estos individuos orientan todos los aspectos de su vida a los dogmas, instrumentados a través de una organización bien avenida -pero que muy bien avenida- que, paradójicamente, profesa la pobreza.

Y aquí llegamos a un peligroso porcentaje de la población con ideas aún más peligrosas. Peor todavía, las esgrimen con el convencimiento de la razón absoluta, por encima del bien y del mal. Los demás, simplemente, somos pobres seres inferiores, y ellos son nuestra esperanza de salvarnos.

Como existe la aceptación social de la fe, existe también una impunidad social. De forma que un arzobispo puede llegar a decir que si una mujer aborta está asesinando a un niño inocente, y que por ello, el varón está legitimado a abusar del cuerpo de ella.

Y lo ha dicho gratis (a partir del minuto 2:00).

Porque este hombre, más todos los de su calaña; feligreses y clérigos; deberían pudrirse en una celda.

La religión es el camino fácil a aquellos que quieren respuestas pero no tienen ganas de buscarlas. Quieren que se las sirvan en un plato, a temperatura ambiente, y por favor, por favor, en forma de bolo alimenticio, que masticar antes de tragar es también mucho esfuerzo.

Por otro lado, es la anestesia social, ahora sustituida, como todos sabéis, por la telebasura. La mierda parece que siempre viene de Italia.

Anuncios

Una respuesta to “Donde predican los monstruos”

  1. Lamentablemente el libre pensamiento no está al alcace de todo el mundo y por lo tanto el camino fácil siempre tiene que seguir existiendo.
    A veces es tan fácil como marcar la casilla correspondiente en la casilla de la declaración de la renta.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: