Gravity Zero 4.0
Cualquier parecido con un blog real es pura coincidencia, que se os tiene que explicar todo

Ene
16

…entre la mierda de El lince perdido:

Y el trailer de la película ESPAÑOLA Planet 51:

Las respuestas a continuación:

1.- calidad.

2.- calidad.

3.- calidad.

4.- calidad.

5.-calidad.

6.- calidad.

7.- calidad.

Aprovecho para subrayar que, tal y como preví, el lince de Danone se estrelló en taquilla. También que Planet 51 tiene mejor pinta que la otra precisamente por su planteamiento y su guión, aspecto que no depende de subvenciones ni pollas fritas.

Anuncios
Ene
08

¿Debería añadir algo más? ¿Currarme un post más o menos extenso dando mi humilde opinión? ¿Para qué?

Los israelíes son unos hijos de la gran puta. El gobierno por mandar al ejército a ejecutar al país vecino, los mandos del ejército por obedecer, los putos soldados por no desertar. ¿Obligan en Israel a alistarse en el ejército? Que no os engañéis: el 99% de la población de Israel está A FAVOR de masacrar a los palestinos.

Imaginad que un buen día decidimos que no vamos a esperar a que la gendarmería francesa detenga a los etarras que hay en Francia. A partir de ahora, cada vez que sepamos dónde vive uno, le metemos un misil y a tomar por culo, y si el etarra vivía en un bloque de apartamentos para estudiantes de Toulousse y mueren todos, se siente.

Ahora imaginadlo al revés. Un peligroso criminal frances huido a España. Y los franceses deciden mandarnos un pepinaco que acaba cargándose la FNAC de Callao y a todo el que estuviera dentro.

Los de Israel son unos malnacidos. Acabaremos echando de menos a Hitler.

Aquí tenéis las fotos que Israel no quiere que veáis. De nada.

Dic
18

La animación española da para escribir durante el resto de la vida de un ser humano, de lo ridícula que es.

Hace un rato me he puesto a ver la nueva de Dygra. Uno no acababa de acostumbrase a preguntar cómo es posible que sigan haciendo películas.

Lo primero que quiero reclamar es un poco de elegancia, por favor. No es de recibo dar inicio a una producción con el texto “Manolo Gómez presenta”. ¿Qué cojones es esto? Vale que lo llamen Manolo en su casa, pero esto es una catetada. Podría haber puesto “el tipo de la frutería de la esquina presenta”, ya que estamos.

En estos primeros segundos la intención de Dygra es clara: no hacer las cosas como se deben, sino cómo les salen. Así, la entradilla de Dygra ocure después de estos primeros créditos y no antes. Hacen una parodia de la cortinilla de la MGM, bastante desaprovechada, y nada más empezar la peli repiten el chiste, el perro corriendo tras el ratón, o el topo, lo que sea.

No hay que esperar mucho para ver el primer vengayá de la peli, tras el primer fallo de record en los primeros treinta segundos (que ya hay que ser inútiles) el ratoncejo se pone a hacer surf sobre tierra con una hoja caduca de un árbol.

A ver, una cosa es la suspensión de la incredulidad que te permite creer que el ratón habla y razona como un humano, y otra que pase de todo porque sí.

El ratón se zafa del perro cayendo por un agujero en el suelo que le lleva a descubrir el lugar ideal para su guarida secreta… tan secreta que pone un cartelón que reza ‘club’ en la puerta. Qué coherente.

Por cierto, al finalizar la caída, sin motivo ninguno, aparece el logo de la peli con un título, cuanto menos, discutible. “Espíritu del bosque”. Los entendidos en lengua castellana se estarán preguntando que tienen contra el artículo determinado ‘el’.

Pero para coherencias, lo que va a continuación. El ratón tiene una cerilla, que a saber de dónde cojones la sacó y dónde la tuvo guardada todo el tiempo, porque mide tanto como ella, y la usa para iluminar la guarida cuando la enseña a los amigotes.

Después de esto me di cuenta del reloj, diez minutos de metraje y tan sólo fallos, carencias y despropósitos.

En guión existe la ley de los 10 minutos. Si pasado este plazo no has enganchado al espectador, despídete. Por eso en las pelis de acción las secuencias iniciales son cómo son, Pensad en la escena del banco de El caballero Oscuro o la huida de Trinity en The Matrix.

Pues eso, tan mala que la quitas. No imagino nada peor como crítica.

Ah, sí, indiferencia.

Dic
17

Ya está, ya lo conseguísteis. Al carajo la famosa directiva europea de las 65 horas semanales, esa que provocó un gran rechazo entre un montón de gente que no se la ha leído y que, además, no tiene ni puta idea de leyes.

¿Por qué se propuso esta directiva? Muy fácil, en los países desarrollados de la UE (aceptamos España como animal de compañía) la jornada laboral está estipulada en 40 horas semanales con un máximo de 48. En otros países, sobre todo, los del este, no existe NINGÚN límite, de modo que pueden tener a gente currando 15 horas al día que no pasa nada.

Hete aquí que la UE decide poner fin a esta locura y plantea limitar la jornada a 65 horas. ¿Qué significaría esto en la realidad? Que cada país sigue poniendo los límites que le parece, pero sin superar las 65 horas semanales.

¿Por qué 65 y no las 40-48 normales? Sencillo, la economía de estos países, por desgracia, depende de las grandes empresas extranjeras que deciden irse para allá por estas ventajas. Una decisión radical de limitar a 40-48 horas sería una catástrofe para ellos. Irónico, injusto, lo que queráis, pero es la realidad.

Naturalmente, detrás de esta propuesta SÍ está el objetivo de llegar a un límite inferior y que, a largo plazo, y una vez alcanzado cierto nivel de desarrollo de estos países, se puede poner coto a la táctica de las empresas de ir a terceros países con mano de obra barata. Pero esto no se puede hacer de un día para otro, esta clase de reformas se hacen gradualmente.

Si no, preguntaos por qué se limita el consumo de tabaco poco a poco y no se prohibe directamente.

Bien, pues esta era la idea. Ahora veamos la que habéis entendido todos, que por supuesto, no os habéis molestado lo más mínimo en averiguar la verdad:

¡La UE quiere que trabajemos 65 horas a la semana! ¡A las barricadas!

Ale, ya está el mal hecho. Los políticos, como mienten tanto, saben que si se explican como yo nadie les va a creer. Así que, preocupados por los votos, hacen lo que saben que no deben: votar en contra de la directiva.

Para que os acabéis de enterar: si el Parlamento Europeo hubiera aprobado la directiva, haría falta, además, que el Parlamento Español modificase sus leyes para permitir en nuestra país una jornada de 65 horas, cosa que como todo el mundo entenderá jamás pasará, porque aquel partido que lo proponga estará cometiendo suicidio.

Lo más triste de todo es la actitud. O sea, si realmente os parece tan mal que exista un límite máximo de 65. ¿Por qué no enmendar el proyecto y bajarlo a 40-48 en lugar de rechazar de pleno la directiva? Ese es vuestro problema, que cuando algo parece no gustaros, además de no profundizar, lo rechazáis de pleno sin ofrecer una alternativa válida. Sois lamentables.

Así que nada, enhorabuena, mis borreguitos. Ahora podríamos estar empezando a ver una unión de países con menos explotación laboral, pero resulta que no, que todo se queda como está. Y los lituanos y demás, a joderse.

Dic
09

Hace un par de semanas publiqué mi crítica de Los Cronocrímenes, un film de muy baja calidad cuyos elementos despiecé uno por uno con algún que otro ejemplo de cómo debería haber sido para considerarlo de calidad.

Para diversión todos, todo un séquito de monosilábicos seguidores de la película, su director y el cine de serie Z en general se lanzaron por aquí a la yugular a descarga, casi con toda probabilidad, una notable frustración personal por motivos que imaginamos pero que no vamos a plantear aquí.

Después de 35 comentarios, alguien se ha dignado a usar el hemisferio cerebral que se ocupa de juntar palabras con sentido y un tal Yomismo (¿cuántos hay ya?) contratacó como un señor.

Aquí van mis respuestas a tus comentarios:

“Cierto que chirría un poco la interpretación de Karra, pero si tienes en cuenta que a su personaje le falta un hervor se entieden sus futuras acciones”.

Lo peor de la interpretación de Karra no son las decisiones que toma su personaje o su actitud. Eso es, en todo caso, un fallo de guión y de dirección. Lo realmente grave de Elejalde es la total falta de dicción. Como me dijo una amiga actriz, está diciendo el texto, y eso no va así. Más grave es cuando hablamos del personaje protagonista, quien lleva el peso de casi toda la película.

No hay que irse muy lejos para buscar a otro actor español que si asuma lo que interpreta. Hasta Resines lo hace bien, que sí, lo hace con la trampa de ser él mismo, pero la dicción la cumple. Coge un trozo de Elejalde en Los Cronocrímenes o de Los Sin Nombre y compárala con un trozo de Resines en un capítulo en Los Serrano o en La buena estrella. He cogido el ejemplo más flojo de los posibles y aun así es muy válido.

“No tienes razón respecto a lo de los prismáticos, no los usa para ver si funcionan. En realidad al asomarse a la ventana ve algo a lo lejos y busca los prismáticos para poder ver más de cerca ese algo.”

No he dicho que los use para ver si funcione. Dije que debería haber sido así. Tu interpretación de la escena no es correcta. Héctor está situando cajas de la mudanza y encuentra los prismáticos, y simplemente por eso le entran ganas de usarlo.

Es de primero de clase de guión que los elementos de la historia, sobre todo los detonantes, deben obedecer a la causalidad y no a la casualidad. El primer detonante de Los Cronocrímenes es la decisión de Héctor de ponerse a mirar con los prismáticos, y al ser esto una resolución casual, pues supone un punto negativo a la hora de valorar la calidad del guión.

“¿Qué más da cómo está la mujer y él? ¿ Es el primer tio gordo y feo que ves con una mujer atractiva? Además eso qué supone para que la pelicula sea más o menos buena.”

Es verdad que, en principio, da igual como de guapos o feos sean los personajes. Ahora bien, ¿cuál es la verdadera razón de todo esto? Muy fácil, por exigencias de la coherencia del guión (que no del guión en sí) Vigalondo necesitaba que la esposa de Héctor tuviera un físico comparable a la buenorra de las tetas y la bici, ya que de lo contrario no funciona el momento en que cae por el tejado y todos creemos que es la mujer. Esto es lo que se llama un guión tramposo, porque se coge con hilitos una casualidad imprescindible para hacer avanzar la trama.

Acerca de la previsibiliad, y para resumir un poco, sí, por poder pueden ser mil cosas. Entre otras, y sabiendo que esto va de paradojas temporales, que sea él mismo. El que yo acierte en todo esto, sin demasiado esfuerzo por cierto, no puede llevarme a otra cosa que a afirmar que el guión es previsible.

Y hasta donde yo sé, un guión previsible es un guión malo.

Por poner un par de ejemplos de paradojas temporales que no te esperas y que no preves hasta que realmente empiezas a verlo, recomiendo el tercer acto de la película Harry Potter y El Prisionero de Azkaban y, sobre todo, la película Futurama: El gran golpe de Bender. En esta última, los guionistas innovan en dos puntos muy interesantes: montaje paralelo de los distintos momentos temporales y presencia simultanea de más de un yo en escena desde el principio pero sin que se sepa hasta el final. Brillante

“La puñalada, para mi que mortal no es, de hecho más adelante se ve y a mi me pareció una poequeña punzada, así que tiene coherencia tanto el que pueda seguir metiéndose el tute que se mete (además las heridas incisas no son demasiado dolorosas ya que apenas se seccionan ramas sensitivas y el propio cuerpo genera sustancias anestesiantes en esa zona) como la mancha de su chaleco.”

Te recomiendo que entre a http://www.cinetube.es y repases la escena. Le clava casi toda la parte afilada de la tijera, ponle entre 4 y 5 centímetros. Además en un tajo que, de ser un disparo, tendríamos que calificar de “a quemarropa”. La herida está muy cerca de una articulación, visualmente queda claro que necesita sutura. Además, justo después se pone a correr y nervioso, con lo que el cuerpo bombea más sangre.

“La longitud de la venda no la sabemos, así que criticar el que le dé 18 vueltas a la cabeza me parece excesivo.”

No la sabemos, pero se estima perfectamente porque antes se ha usado para vendar un brazo que, como todo el mundo sabe, no es más ancho en diámetro que una cabeza.

“Que la tia lo ayude no es tan raro, aun queda gente amable en este mundo. Y cuando la persigue no la encuentra de casualidad, al menos a mi no me lo parece. Creo que más bien la encuentra al ubicarla en función de la posición de su casa, desde donde la vió anteriormente.”

A mí me parece lógico que le ayude, pero no que se porte como Teresa de Calcuta con él, seamos serios. En una fábula se aceptaría, pero no aquí. Lo de la orientación, pues no, no estoy de acuerdo, sobre todo porque en ningún momento la película nos muestra que el personaje haga uso de dicha habilidad. Aquí, o se muestra o no se muestra, las suposiciones no valen en un análisis crítico.

“Cierto que lo que menos sentido tiene en la película es que se meta la 1ª vez en la cuba esa, pero de alguna forma tenía que salvarse ese aspecto.”

Pues fíjate que, a pesar de estar de acuerdo, discrepo. En un guión profesional no vale eso de ‘de alguna manera tenía que salvarse’, de ninguna de las maneras. Dile eso a un productor crítico o a un profesor de guión, te partirá la cara. Además, lo de la bañera es el último gran detonante. Si un elemento como este nos la tenemos que coger con papel de fumar, apaga y vámonos.

“Ahora que me critiques lo que dice el chaval respecto a la paradoja temporal, que simplemente hay que dejar pasar las cosas hasta el momento actual y todo volverá a la normalidad.”

Yo no lo critico, de hecho, me parece lo único sensato del personaje. Es de lógico que ante una situación así lo que hay que hacer es esperar a que la continuidad se restablezca. Cosa que por cierto Vigalondo explica mal, ya que cualquier cronologista sabe que el tiempo es lineal y no hace zig-zag porque un fulano se meta en ese jacuzzi. Ni siquiera usando la famosa teoría de la tangente alternativa de Regreso al futuro 2 podría ilustrarse así, y de hecho, Vigalondo sostiene su argumento con el caso contrario, el de la paradoja, el del presente que ya ha sido modificado por unas circunstancias del futuro que aún están por ocurrir.

Bueno Yomismo, como ves, al contrario que los esbirros del Nachete, te he respondido con la educación que te mereces.

A mí la película me parece de muy poca calidad. Correctita en el apartado técnico, floja en el actoral y pésima en el narrativo. Para echar el rato viéndola en la tele porque la pongan en Muchachada Nui a trozos o en Versión Española tiene su pase, pero no para que nos la vendan como una gran película con no sé cuántos premios. La productora tendría que haber sido más humilde, entender la importancia de los premios en su justa medida y no vendernos más de lo que hay. ¿Qué las pretensiones del director no eran tan altas? Puedo creerlo, pero no es lo que se ha transmitido, esto es faltar al respecto al espectador medio.

Conozco el caso contrario. Una película técnicamente mucho peor que ésta, pero que merece que se la presente con todos los honores de premios obtenidos. Se titula Once.

Ya que estamos, me resulta muy triste que el director se vaya a su foro de amigotes y mienta sobre lo que escribo para calentar al fandom. Resulta de una bajeza bastante lamentable.

Dic
08

Actualizando la carpeta de aplicaciones:

Adobe CS 3: La suite completa de diseño gráfico. Dibujas con Illustrator, retocas con Photoshop, maquetas con inDesign o Dreamweaver y animas con Flash.

Adobe Media Player: para ver los videos que nos bajamos del Youtube.

AirRadar: Para escanear las redes WiFi de tu zona y comprobar su potencia.

Appzapper: para eliminar programas.

Audio Hijack Pro: captura lo que está sonando en tu Mac en un archivo mp3. Ideal para música web que no puedes bajar por estar embebida en un player.

Burn: aplicación sencilla y gratuita para grabar discos, perfecto sustituto ligero y legal de Toast, ideal para grabar ISO´s de Wii o XBox360.

Disk Inventory X: representa gráficamente el tamaño de tus archivos para detectar aquellos que ya no usas y que ocupan demasiado.

DivX Converter: arrastras tu fichero de video a la aplicación y le das a ‘convertir’. Con estos pasos tan sencillos puedes codificar cualquier video a DivX.

Final Cut Studio 2: la suite de edición audiovisual de Apple. Creación de efectos, edición lineal de video, audio y autoría de DVD.

Filezilla: el mejor cliente FTP.

MainMenu: el más sencillo programa para el mantenimiento de tu Mac.

NetBeans: bueno, este realmente no es imprescindible, pero es el mejor para programar en Java.

OpenOffice 3: el original, por fin nativo para Mac. Adiós, Neooffice.

ScreenFlow: para hacer screencast en tu Mac. Grabas lo que haces en el escritorio, lo editas y lo salvas.

ToolPlayer: lo más parecido a Winamp para Mac. Se acabó abrir el mastodóntico iTunes cuando sólo quieres oir un par de canciones.

VisualHub: ¿alguien conoce VirtuaDub para PC? He aquí al primo grande.

Dic
05

Qué tal.

Mientras los cuatro frikis piojosos de turno siguen ahogándose en su propio espumarajo, causado por leer mi arrolladora crítica a Los Cronocrímenes, y mientras vuelven en sí para seguir malgastando sus vidas en ver pelis cutres de serie Z sobre zombies caracterizados con mercromina y caretas del chino de la esquina, uno ya se plantea escribir algo nuevo.

Tocaba publicar el post sobre Sánchez Arévalo y su AzulOscuroCasiNegroPeroIgualmenteLamentable, pero como ya me descubrí sobre esto, ahora os jodéis y publicaré el post cuando me de la gana.

Hoy voy a rajar de Coldplay. Como afirmo en el título, se equivocaron con ese rollo de Viva la vida y no sé que, debieron llamar al disco “Control + C; Control + V”, a tenor de lo que cada pocos meses tenemos que leer en los medios.

Ya les han acusao de fusilar a U2 (putos cabrones sin respeto), Radiohead, Sigur Ros, Alizee, Kraftwerk y otros tantos. Ahora el que acusa (y joder con qué pruebas) es el legendario guitarrista Joe Satriani, que aparte de darle en la boca a los junta notas de Coldplay en composición y en punteos, flipa y descubre que le han plagiao un buen cacho de lo suyo.

Parece que no tuve mal ojo cuando me cayeron tan mal los Coldplays estos, parecen como la competencia prefabricada de U2, pero Made in USA. Se ve que ya se aburrieron de montar rubias oxigenadas por piezas.

Por cierto, como mola el nuevo WordPress.

Nov
27

Acabo de bautizar un nuevo género cinematográficos, son las películas ‘vengayá’, porque cada pocos minutos pasa algo en la historia que te hace agitar el brazo y exclamar “¡venga ya!”.

Hace unos meses, el sobrevalorado Nacho Vigalondo clamaba a los cielos por no encontrar distribuidora para su película. Para el común de los mortales no hay ningún misterio en que una película con un título como “Los cronocrímenes” y con una portada en blanco y negro con un tipejo cuya cara está tapada por unas vendas de color rosa no sea nada interesante, más bien causa algo de grima, pero él no pareció entenderlo.

Sus problemas con este proyecto no empezaron ahí, ni mucho menos. Sus acólitos se rasgaron las vestiduras porque la ¿industria? del cine español no facilitase más el camino a alguien que había llegado ni más ni menos que a los Oscar con su 7:35 de la mañana.

Quizá es en este punto donde Vigalondo debería quitarse la venda color rosa que él mismo parecía tener sobre su película y abocarse a la autocrítica. ¿Están todos contra él o quizá tienen un poco de razón tirando a bastante?

Vista la frustración del momento, uno se piensa que, presentaciones horteras aparte, la película puede estar bien. Al fin y al cabo, se distribuyó finalmente. Por algo sería. Puede incluso que fuera una de esas pequeñas obras maestras que nadie conoce y que, al tiempo, reciben el apelativo de obra de culto.

Así que uno que es coherente, es decir, yo, se pone a buscar la verdad, porque está ahí fuera. Pero mientras encuentro la ocasión de ver la película me pongo el trailer, que está en Youtube. Y veamos:

– Karra Elejalde corriendo por un monte y recitando los diálogos que ha leído en la parte correspondiente del guión. Reflexionen sobre el cómo lo he descrito y hallarán lo que trato de decir.

– Un plano desnudo femenino gratuito, para que nos cercioremos de que es española. ¿Gratuito porque lo estamos viendo fuera de contexto? Ya hablaremos.

– Nacho Vigalondo creyéndose Hitchcook y Apu (es más corto que decir el nombre completo del director de Señales) y también recitando diálogos escritos por él mismo con un polo de rayas ridículo y cara de estar mentalmente estreñido. Suelta la frase: has viajado en el tiempo, y aquí nos vamos todos al carajo.

– Ves a un tipo que se cubre la cara con vendas. Como ya sabes que esto va de viajes en el tiempo, uno piensa: seguro que es el Karra Elejalde que ya ha viajado desde el futuro, que para no ser identificado por nadie se tapa la cara.

Cuando el trailer es previsible, es mala señal.

Y llegamos a la peli, que la vi anoche. ¡Y aquí empieza mi disección, pónganse los impermeables, que salpico!

Karra Elejalde recitando diálogos, tal y como amenazaba en el trailer.

Se pone a mirar con unos prismáticos al monte, porque sí.

· Curso de guión: causalidad; solución: Durante la mudanza se le caen los prismáticos y, para comprobar que no están rotos, los usa.

La mujer del Karra está bastante bien físicamente, él es como una mezcla de Alfredo Landa y Carlos Sobera, no es creíble que un tipo como él, que además no se le conoce oficio en toda la película, esté con una mujer como esa.

La mujer de Karra zezea como Cartman, el niño gordo de South Park. Risas aseguradas.

El Karra (a partir de ahora Héctor, nombre de su personaje) ve a una tía desnudándose porque sí en el monte. Como uno ya sabe por el trailer que esto va de paradojas temporales, piensa: se está desnudando porque su yo del futro está allí escondido dicéndole que se desnude porque así lo vivió él y hay que procurar no alterar el curso de los acontecimientos.

El Hector del presente, al ver las tetas de la piva por los prismáticos, no piensa que a lo mejor anda por ahí su novio y van a zumbar un rato, o que se va a cambiar de ropa por lo que sea. No, no piensa nada de eso y, además, no llama a la poli, sino que él mismo, que es un Superman, tira monte arriba.

Antes de esto, llaman por teléfono a su casa, pero nadie responde al otro lado. Una vez más ya prevemos que es el Héctor del futuro en pos del continuo espacio-tiempo. Llega su mujer, se preguntan intrigados quién sería, por qué no decía nada, por qué al rellamar salta un contestador… y después de todas estas tonterías se hacen la verdadera pregunta: ¡pero si nadie tiene este número!

Que por cierto tampoco es intrigante porque todos recibimos llamadas al fijo de empresas de telefonía por toda la cara.

Como decía, Hector va al monte para ver qué le ha pasado al par de tetas pegadas a una mujer, ¡es tan bueeeeno! Al llegar la encuentra medio muerta en otro sitio, ¡con lo grande que es el puto monte!

De repente aparece por fin la bizarrada del tio con las vendas rosas en la cara y le clava una pedazo de tijera en el brazo a Hector. Aquí descubrimos que nuestro protagonista parece ser la antítesis de un hemofílico, porque a pesar de recibir certeras puñaladas de varios centímetros con desgarre de carne incluido, no sangra más que para mancharse un cuarto de manga del jersey.

Total que el Héctor huye, pero no pa su casa, sino para otra pedazo de casa que descubre en el monte. Esta es buena, una casa que te cagas, con bar, en la que hay unas instalaciones científicas con ni más ni menos que una máquina del tiempo. ¡Y está abandonada! Ni ejército ni pollas, una valla penca que además el Karra derriba con su barriga cervezera y su inmunidad al dolor que debería producirle el flexionar su brazo derecho, por lo de la herida abierta y sin suturar que todavía tiene.

Encuentra a Nachete Vigalondo allí sólo controlando el cotarro. Por su pinta y por su lenguaje parece cualquier cosa menos un científico especializado en cronologismo, pero es lo que hay. ¡Para qué esforzarse, cuando puede llorar desde su blog en El País Digital!

Héctor le cuenta que le sigue un tipo y que necesita esconderse, Nacho le sugiere que se meta en la bañera redonda que tienen entre ellos… ¡y Héctor acepta! ¡Oh, sí, qué gran idea, lo que todos haríamos! Joder, ¡qué la bañera se cierra con una cúpula que hay sobre ellos! ¡Cómo la nave de Superman!

El diálogo es más o menos así:

-Métete ahí.

-¿Qué?

-Métete ahí y lo cierro, nunca mirará ahí dentro.

-No voy a meterme ahí dentro.

-Tú métete y cuando falte poco para cerrarse me meto contigo.

-Ah, bueno, así sí.

Y lo hace. ES GENIAL. Sí, pretendo ser sarcástico.

Bueno, el caso es que Héctor viaja al pasado, se flipa porque es de día, Nacho le explica que ha viajado al pasado, que debe procurar no alterar nada y esperar a que su otro yo se meta en la máquina y que así sea él el único Héctor que quede en ese plano bla bla bla. Y a partir de aquí comienza el segundo acto donde se da explicación a todos los misterios anteriores que, como ya sabemos, son obra del Karra.

Coge un coche y tira para su casa. Un segundo vehículo le embiste, le saca de la carretera y huye. Desde ese momento uno ya preve que va a haber un segundo viaje al pasado y que el otro conductor era también él mismo impidiéndole llegar a su casa.

A causa del golpe se hace una pedazo de brecha en la frente, ¡con lo que se sangra con cualquier heridita en la ceja! Pues él no. Y aquí pasan cosas muy raras:

– plano del brazo quitándose la venda.

– plano del suelo. Cae una gota de un líquido espeso y blanco.

– otro plano del brazo quitándose la venda.

– otro plano del suelo. Cae una gota de un líquido espeso y blanco.

Esto se repite un par de veces más. ¿Se ha masturbado Karra Elejalde con su mano derecha fuera de plano mientras con la izquierda se ha quitado la venda?

No es el único misterio, la venda ha crecido al parecer gracias al contacto de la sangre mágica de Héctor, tan mística que cuando decide usarla para vendarse no sólo la brecha de la frente sino toda su cabeza, tooooda la venda adquiere un color rosa. Se supone que es la sangre de la frente, pero:

– no toda la venda cubre o toca la herida.

– la sangre, como líquido, se dispersa, peo no tanto.

– la sangre es rojo oscuro, en ningún caso es rosita claro como la Nintendo DS.

A partir de aquí, despiporre. Se encuentra con la tía de las tetas al aire, que le quiere ayudar, a pesar de que parece un puto freak salido de La matanza de Texas. La lleva al bosque para que su otro yo la vea a través de los prismáticos e inicie la cadena de sucesos, ella huye, se esconde en el bosque, él la encuentra porque parece tener la guía del videojuego y pulsando R1 en el mando de la Play aparece el mapa. Casi se carga a la piva, que huye.

La cosa se pone aún más genial. Héctor llega a su casa, hay alguien, no sabe quién es porque no le ve, pero en vez de pensar lo más lógico, es decir, que es su mujer, piensa que es la de las tetas, que en vez de recoger su bici y pirarse se ha metido en la primera casa que ha pillado. Claro que sí.

Por supuesto, durante la escena de la casa no vemos de quién se trata, dejándonos obligados a deducir, por lo tanto, que no es ella, sino su mujer, a la que al final mata de una forma tonta, tonta, tonta.

Aquí faltó un diálogo. Dado que hablaba como Cartman, Héctor debió decir algo así:

-¡Oh, no, he matado a mi mujer! ¡Hijo de puta!

Héctor consigue que su otro yo entre en la máquina tal y como él hizo, pero como ya sabemos que habrá otro viaje y que aún faltan como veinte minutos de peli, pues no cuela.

¿Por qué Vigalondo, según se puede leer, se emocionó tanto al tener este guión? ¿En serio tanto se maravilla por una idea ya usada y además, cómo se puede ver, previsible? Esto es lo que, para nuestro horror, pasa con muchísimos cineastas españoles, que se les ocurre cualquier paranoia y ya se creen que es una idea revolucionaria y que hay que rodarla como sea. ¡Venga ya! Nunca mejor dicho.

Yo mismo escribí un relato sobre paradojas temporales y no tardé más de quince minutos, y era mucho más retorcido y menos previsible que este y además contado en menos páginas, una sola, para ser exactos. O sea, que yo conté más con menos, y no me he puesto a rodarla.

En definitiva, una película de pésima calidad. Un guión sobrevalorado, previsible, poco original y viciado de tópicos. Unos actores que no son actores y que encarnan personajes planos, vacíos, que producen indiferencia, que te los esperas en un corto amateur entre colegas, pero no en un largometraje. Una banda sonora que brilla por su ausencia (incluida esta crónica) y un aparato visual entre lo anodino y lo hortera.

Amenábar dijo una vez que la segunda película es más difícil que la primera porque debes demostrar que lo de antes no fue bueno por casualidad. Esto es precisamente el caso de Vigalondo, su ocurrencia en 7:35 ha sido eso, una casualidad. Se ve a la legua que es una persona que no tiene nada que contar como narrador ni aportar como cineasta, carente de experiencia vital y de valorar riesgos, incapaz de autocrítica, a tenor de los resultados, y sus únicos réditos nacen del buen rollismo que rentabiliza entre cierta parte del frikerío nacional y el mundillo del cortometraje.

Una cosa sí que le reconozco: hay que soñar con que algún podamos viajar al pasado y evitar que se comentan errores, como la realización de esta película.

Nov
25

Jopé, todo el mundo diciendo lo que tiene que hacer a la gente que se pasa a Mac, pero nadie dice las cosas a las claras. ¡Ya basta!

¿Te has cmomprado un Mac? Enhorabuena. Lee todo esto, anda:

1.-Antes de comprar el Mac, recuerda: es electrónica. Sí, los Macs son más bonitos, más rapidos y más seguros, pero siguen siendo cacharros electrónicos fabricados en Taiwan, es decir, que te pueden salir tan malos como un PC con Windows de HP, Toshiba o Acer.

2.-Antes de encender el Mac por primera vez: ponte guapo/a. El asistente de bienvenida de Mac te ofrece hacerte una foto con la webcam para que la uses de avatar.

3.-Nada más arrancar el sistema por primera vez, y una vez tengas configurada la conexión, ve a la utilidad de Actualización de Software y ponlo al día. Pero antes de esto arranca todas las aplicaciones de iLife para dar tu consentimiento a la licencia de software y que así aparezcan también sus actualizaciones.

4.- Aprende a usar Spotlight. Es sin duda lo mejor de Mac, con Spotlight ganas una productividad sin límitse. Y sobre todo, aprende a usarlo con el teclado. Básicamente hay que pulsar comando + espacio y se abrirá el campo para escribir aquello que necesitáis. Spotlight es instantáneo y os permite ejecutar aplicaciones más rápido que si ponéis el icono en el dock y hacéis clic sobre él con el ratón.

5.- Añadido al anterior, usad QuickLook. Esta nueva función de Mac os permite abrir fotos, documentos y la mayoría de archivos audiovisuales sin usar una aplicación específica.

Por ejemplo, imaginaos que queréis abrir una presentación de Keynote. Pulsamos comand + espacio y a continuación el nombre del archivo y os aparece en los resultados. Si pulsamos en ese momento intro, se abrirá la aplicación Keynote y cargará el archivo, con el consiguiente tiempo de lectura y alojamiento en memoria de la aplicación.

Ahora bien, si pulsáis comand + intro os abrirá una ventana de Finder de la carpeta en la que se encuentra el archivo. A continuación pulsáis espacio y se abrirá el documento en QuickLook, con lo que la carga es más rápida y no ocupaís memoria ni espacio en el dock.

6.- Aprende a usar las aplicaciones de Apple. Como es lógico, los programas de la manzana corren mejor que los de terceros. Es mucho más productivo aprender a usar iWork Pages que instalar MS Office u OpenOffice, Keynote es muy superior a Powerpoint, y así.

7.- No uses QuickTime, usa VLC. A pesar de Perian y WMV4Mac, la aplicación de Apple no implementa muy bien los formatos abiertos que usamos todos para las películas que nos bajamos de internet. VLC es gratuito, incluye ya todos los codecs y es muy personalizable.

8.- No uses iTunes, usa Tool Player. No es necesario cargar un programa de más de 200 Mb de memoria y un montón de efectitos chorra con las portadas de los discos cuando lo único que quieres es una música de fondo mientras trabajas. Crea un stack de la carpeta música en el dock e instala Tool Player, que es básico y ligerísimo. Asocia los .mp3 a este programa y voilá! Reproducción de música más rápida que nunca.

9.- Instala iStat Pro en el dashboard. Monitoriza tu sistema, uso de CPU y memoria, estado de la red y sistema de refrigeración.

10.- Instala Parallels Desktop. Porque nunca sabes cuando te verás obligado a usar Windows.

11.- Sincroniza tu Apple Remote a tu Mac.

12.- Crea una carpeta específica para tus fondos de escritorio y configura tu Mac para que cambie cada poco tiempo el fondo eligiendo desde esa carpeta. Un cambio cada 15 minutos es bastante agradable, aunque hablemos de una foto que nunca contemplamos porque está tapada por ventanas.

13.- Aprende atajos de teclado: comand + Q para cerrar aplicación, comand + W para cerrar ventana, comand + tab para cambiar entre aplicaciones son las más básicas.

14.- Repara permisos cada vez que actualices el sistema. Lo puedes hacer desde utilidad de discos.

15.- Una vez tengas el sistema al día y con las aplicaciones básicas instaladas, haz una copia con Time Machine, pero no tengas el sistema de backups siempre alerta, porque no es tan necesario.

16.- Usa el reposo, no apagues el equipo. No es necesario apagarlo o reiniciarlo, esto no es Windows.

17.- Pasa del eMule. Instala Transmission, que funciona por BitTorrent, y date de alta en demonoid.com. Sólo puedes registrarte los viernes, pero puedes acceder cualquier día. Es la web más completa para descargar aplicaciones para Mac.

18.- Suscríbete a webs sobre Mac. Desde blogs como Applesfera y Appleweblog a webs de software como Macupdate o comunidades como Macuarium.

19.- Usa Appzapper para desinstalar programas.

20.- Usa Pixelmator en lugar de Photoshop siempre que puedas, es mucho más ligero.

21.- Stuffit es imprescindible, lo usarás para gestionar zips y rar.

22.- Pon un icono de Textedit en el dock. Es mejor que usar las notas adhesivas, incluso las del Dashboard.

23.- No pongas iconos en el escritorio. Mac crea una ventana de Finder por cada una y la aloja en memoria en espera de que la llames. Es un malgaste inutil de memoria.

24.- Usa Skype para videoconferencia, olvídate de iChat.

25.- Antes de que pase un año… instala el AppleCare.

Oct
22

It will be LEGENDARY!